Delegación Presidencial Provincial de
Biobío
CNR enseña a escolares y agricultores de Los Ángeles a reutilizar aguas servidas para riego

CNR enseña a escolares y agricultores de Los Ángeles a reutilizar aguas servidas para riego

La actividad desarrollada en la escuela La Mancha se enmarca en el programa de “Transferencia para la gestión de calidad de aguas asociación canalistas del Laja”, impulsado por la Comisión Nacional de Riego en la región del Biobío.

En la Escuela La Mancha, de la comuna de Los Ángeles, escolares y agricultores del sector recorrieron la parcela demostrativa que fue implementada con la finalidad de dar a conocer todo el proceso de tratamiento de aguas servidas y su reutilización para riego.

A la actividad asistió la Delegada Presidencial de la Provincia de Biobío, Paulina Purrán, quien dijo que, “para mí y para nuestro Gobierno es muy importante compartir estas iniciativas. Es fundamental que nuestros niños sepan la importancia que tienen los recursos hídricos. Aquello es trascendental para nuestra provincia y su potencial”.

“Recalcamos la importancia del agua y su cuidado, por eso también agradecemos que la Comisión Nacional de Riego esté impulsando estos proyectos y muy especialmente que apunte a la educación agrícola avanzada de nuestras niñas y niños”, concluyó Purrán.

El día de campo fue organizado en el marco del programa de la Comisión Nacional de Riego (CNR) “Transferencia para la gestión de calidad de aguas asociación canalistas del Laja”, cuyo objetivo es fortalecer a dicha asociación de regantes, para así mejorar la competitividad del territorio mediante el uso eficiente y sustentable del recurso hídrico.

Para el representante de la oficina zonal Biobío-Ñuble de la Comisión Nacional de Riego (CNR), Claudio Venegas, “hoy vivimos una jornada muy positiva, porque conocimos uno de los componentes del programa relacionado a la recuperación de aguas servidas con tecnologías que son simples de implementar. Esperamos que este tipo de actividades sirvan para la creación de la conciencia del cuidado hídrico de parte de los niños. La CNR con esto quiere contribuir a la conciencia medioambiental y además nos interesa que la temática del agua sea trabajada en el territorio de manera integrada con todos sus activos participantes, tanto la comunidad como las organizaciones de regantes”.

Por su parte Héctor Sanhueza, gerente de la asociación de canalistas del Laja, indicó que para los regantes el programa de la CNR tiene dos grandes objetivos, “por una parte el manejar la calidad de las aguas se traduce en disponer de una mayor cantidad de agua también, porque un agua contaminada sin tratamiento imposibilita su uso y restringe la disponibilidad y en una situación de escasez hídrica como la que estamos viviendo eso es super relevante”.

“El segundo objetivo tan importante como el primero es poder abrir mercados a través de generar acciones que demuestren que los alimentos que estamos produciendo son inocuos, porque utilizamos buena calidad de agua”, recalcó.

Entre los contenidos tratados en la actividad destacaron los relacionados al origen de la contaminación fecal del agua de riego, transmisión y riesgo de enfermedades. De igual manera, se informó sobre la necesidad de un tratamiento secundario de las aguas servidas en parcelas pequeñas próximas a fuentes de agua, ya sean canales de riego o pozos.

También se explicaron las diferentes alternativas de tratamiento secundario de aguas servidas, con especial énfasis en el sistema con lombri-filtro instalado y la necesidad de tratamiento terciario para el riego de hortalizas, mediante desinfección con luz ultravioleta o cloración en depósito.

A su vez, se abordaron los costos de esta tecnología y las distintas fases de implementación. Se habló de los proveedores, vida útil y mantención de los distintos componentes y, finalmente, se presentaron los instrumentos de fomento que permiten financiar la tecnología y oportunidades de postulación.

Durante la jornada, destacó la participación de un grupo de escolares quienes, luego de ser preparados en la materia, explicaron a sus compañeros y compañeras cómo funciona el tratamiento de aguas servidas y su reutilización en el riego.

La ejecución del programa de la CNR “Transferencia para la gestión de calidad de aguas asociación canalistas del Laja”, que se extenderá hasta agosto del presente año, es ejecutado por el Centro Regional de Estudios Ambientales de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (CREA – UCSC), en tanto, los beneficiarios son los miembros de la asociación de canalistas del Laja Sur (ACL), que, de acuerdo con sus registros, alcanzan a 1.870 usuarios.

La zona de influencia del programa bordea una superficie de 55.000 hectáreas en las comunas de Los Ángeles (94%), Quilleco (4,5%) y Laja (1,5%) en la provincia del Biobío, región del Biobío.

La Comisión Nacional de Riego informó que ya se trabaja en la preparación de una segunda parte del programa con el objetivo de seguir creando en la comunidad una cultura en torno a la temática de la calidad de aguas para riego.